Buscar
  • Julian Sanchez-pascuala

La sabiduría de los mayores

Actualizado: jun 10

Los que como yo, ya tenemos cierta edad, aun recordamos cuando nuestras madres nos mandaban a comprar el pan y nos daban una bolsa de tela, que servía para muchas, muchas, muchas compras. Y quien dice comprar el pan, podría decir comprar la fruta, los yogures, etc.


Ahora vas a comprar el pan y te vuelves para casa con una nueva bolsa de plástico o en el mejor de los casos, de papel, por supuesto con la impresión del establecimiento que te vende el pan, con lo que no solo añades el proceso de fabricación de la bolsa, sino también su impresión, que también contamina y consume; tintas, disolventes, etc.


¿Habéis calculado alguna vez el ciclo de vida de una bolsa de plástico?. Es asombroso la cantidad de procesos que lleva, así como el tiempo que permanece en el medio ambiente posterior a su uso, y total, para un uso de unos pocos minutos.


Se estima que sólo en la Unión Europea se usan cerca de 100.000 millones de nuevas bolsas de plástico cada año desde 2010.


La universidad de Plymouth, ha realizado una curiosa investigación relacionado con este tema. Cogieron tres tipos de bolsas; compostables, biodegradables y de plástico convencional, y las expusieron durante 3 años a la acción del aire, de la tierra y del mar.


Las bolsas convencionales, a penas, presentaban degradación en tierra o en el mar, y algo más que estuvieron al aire.


Las bolsas biodegradables que habían estado enterradas en la tierra, o sumergidas en el mar, después de los 3 años, superaron la prueba de ca

rga.




Las bolsas compostables, permanecieron intactas en el caso de estar enterradas, no ocurrió lo mismo en las que estaban sumergidas, que se disolvieron.


Ambas, biodegradables y compostables, se rompieron en pequeños fragmentos después de 9 meses de exposición al aire libre.


Que cada lector saque sus propias conclusiones.

5 vistas

©2020 por ASESORED. Creada con Wix.com